Con la obediencia hasta le llegó TV!